La presidente municipal, Mara Lezama reconoció que ella y colaboradores importantes del ayuntamiento han recibido amenazas para que dejen de investigar algunas áreas

La presidente municipal, Mara Lezama reconoció que ella y colaboradores importantes del ayuntamiento han recibido amenazas para que dejen de investigar algunas áreas, pero indicó que no dejarán de hacerlo, ya que son empleados del pueblo.

 

Admitió que cuando se actúa por el camino correcto se pisan cayos y de ahí que no sólo el director de Fiscalización, sino varios de sus colaboradores los han recibido, las amenazas.

 

Dijo que a la gente que hace las cosas mal no les gustan que las cosas cambien, pero seguirán trabajando en ello e incluso se le cuestionó que si incrementará su seguridad a lo que indicó que a ella la cuida la gente.

 “No son llamadas nada agradables las que hemos recibido, sí unos mensajitos por ahí, no personalmente, pero he tenido colaboradores importantes del ayuntamiento que físicamente les han llegado a decir que le bajen dos rayitas que no le sigan investigando, pero tenemos que investigar y actuar, porque somos empleados del pueblo, no somos empleados de los malos o de los que hacen cosas malas, somos empleados del pueblo”.

 

Dijo que debido a que la población ha pedido que se investiguen los actos de corrupción, es que se han hacen auditorías, investigaciones y es en lo que trabajan desde el primer minuto de octubre.

 

Reiteró que hay cosas que salen y no están bien, por lo que han hecho las observaciones y las dan a conocer,  ya que no quieren que les finquen responsabilidades como nuevo gobierno, por lo que incluso habrá gente que se tendrá que ir.

 

Externó que fincará responsabilidades sea a quien sea  de la pasada administración, por lo que están dentro de los 60 días que marca la ley y van a sustentar las observaciones. 

 

Reiteró que se han recibido amenazas en las áreas donde fluyen los recursos

“De donde hay ingresos, donde se pisan los cayos, en donde cortamos de tajo la corrupción y por supuesto a la gente no le gusta y a los que tenían negocios ya te imaginarás que se les acabe un ingreso de cada mes o cada semana, están enojados, vamos a trabajar en pro de la ciudadanía y vamos a trabajar a la gente que hace las cosas bien”.

 

Susana Pérez