TAXISTAS PEGAN PUBLICIDAD DE RAYMUNDO KING POR 500 PESOS

Integrantes del equipo de trabajo del candidato a la senaduría por Quintana Roo de la coalición “Todos por Quintana Roo”; Raymundo King de la Rosa pago de 300 a 500 pesos por vehículo del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (SUCHAA) para que se colocará publicidad en los parabrisas, lo cual genero filas de hasta 8 cuadras en la colonia Arboledas de la ciudad capital.

Alrededor de las 13 horas, decenas de taxistas se dieron cita en la calle Maxuxac con 20 de Noviembre en la colonia Arboledas en donde se realizaba la entrega de un “kit” de playera, gorra, propaganda y publicidad que se colocaba en los cristales de los vehículos tanto particulares como taxistas.

Algunos de los entrevistados que estaban en una larga fila señalaron que desde un día antes se había mencionado que el candidato a la senaduría de la República Raymundo King de la Rosa, mediante su equipo de trabajo estaría en el punto antes mencionado entregando 500 pesos por permitir el pegado de su publicidad.

Por ello se corrió la voz y se generaron inmensas filas de hasta 8 cuadras, sin importar que se tuvieran altas temperaturas de calor para la espera de dicho “beneficio”.

Después de algunas horas de hacer entrega de los 500 pesos, el equipo de trabajo de dicho candidato al verse descubierto por los medios de comunicación que arribaron al lugar, se fueron inmediatamente en una camioneta blanca sin placas, dejando a decenas de conductores que se molestaron, ya que estuvieron esperando mucho tiempo para no recibir nada.

“Esto es como el pago por publicidad, es más como dar un servicio, ya que no nos están regalando nada”, afirmó uno de los trabajadores el volante.

Cabe mencionar que después de no recibir respuesta de nadie para siguiera el pegado de publicidad proselitista, varios de los taxistas dijeron que en las próximas horas buscarán la casa de campaña del aspirante a la senaduría para ir a reclamarle a su equipo de trabajo que no cumplió con los acuerdos y arrebatarle lo que dijeron ya les pertenece.

Samuel Caamal