MÁS DE 32 MIL FUGAS DE LA CAPA

Durante los ultimo dos años la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), ha realizado la reparación de 32 mil fugas en el sistema de distribución de la parte de la capital del estado. Su titular, Gerardo Mora Vallejo comentó que muchas de las reparaciones las hacen con “ligas” ante la falta de presupuesto y altos costos de rubros como es la “energía eléctrica”.

Mora Vallejo, expuso en conferencia de prensa, los avances que se han logrado, después de dos años de gestión, y a pesar de las carencias con las que se inició la actual administración, producto del abandono y la corrupción de administraciones pasadas; dijo que se cuenta con mejores condiciones laborales para sus mil 240 trabajadores y mejores servicios para los más de 152 mil usuarios en los siete municipios que opera.

Puntualizó que en dos años se ha puesto orden al interior de la CAPA, con sesiones de consejo presenciales; ahora existe un comité de obras y adquisiciones; se sanearon las finanzas logrando una calificación crediticia estable que ahora es pública; se fortaleció la capacitación y profesionalización del personal; se regularizó la entrega de prendas de protección y de uniformes; entre otras.

Asimismo, se logró recuperar la contraprestación de la concesión y el reconocimiento de 560 millones de pesos por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan); se logró incrementar la inversión; se actualizó el padrón de usuarios; se recuperó el papel normativo de la CAPA y se realizó la evaluación a la concesionaria Desarrollo Hidráulicos de Cancún S.A. de C.V.

En lo que va de la administración, se han invertido más de 700 millones de pesos; y este año, la CAPA tiene autorizada una inversión de más de 250 millones de pesos y se han proyectado más de 300 millones de pesos al finalizar el ejercicio, para realizar obras en materia de agua potable, drenaje y saneamiento, atendiendo las necesidades de desarrollo y los servicios en ciudades como Chetumal, Tulum y Holbox y Bacalar.

Gerardo Mora Vallejo, recordó que hace dos años, la CAPA tenía finanzas dañadas por desvío de recursos, infraestructura abandonada, operación deficiente, quejas ciudadanas, deuda por omisión del pago de derechos de extracción del agua, venta clandestina de pipas, obras adjudicadas de manera irregular, ausencia de evaluación de la concesionaria, entre otras.

El director general de la CAPA, refrendó su compromiso para continuar firmes en la misión de lograr que la paraestatal sea más grande y más fuerte, que se vea reflejado en un servicio de calidad, en calidad y continuidad para las familias de Quintana Roo, compromiso del gobernador Carlos Joaquín.

En este punto explicó que en la capital del estado se han generado más de 32 mil reparaciones de fugas y muchas veces con “ligas”, han tenido que resolver muchas de estas problemáticas, sobre todo en el tema de dotar del vital liquido con mejor eficiencia.

Samuel Caamal