La afición cancunense enfundada en los uniformes verde y blanco se volcaron a la glorieta de la Fuente “Caracoles y Estrellas” mejor conocida como “El Ceviche” para celebrar la segunda victoria de la Selección Mexicana

Con porras, cánticos y banderas en mano, inclusive con grandes cabezones con el rostro de alguno de los jugadores, la afición cancunense enfundada en los uniformes verde y blanco se volcaron a la glorieta de la Fuente “Caracoles y Estrellas” mejor conocida como “El Ceviche” para celebrar la segunda victoria de la Selección Mexicana, ahora por 2-1 sobre Corea del Norte en el Mundial Rusia 2018.

El claxon de los vehículos pese a estar en el tráfico no se hicieron esperar y mucho menos los fanáticos enmascarados y el grito unísono de “México, México, México…”, así como algunos nombres de seleccionados como la de “Choky” Lozano, durante todo el festejo.

La ocasión también se prestó para que más de uno aprovechara la situación para refrescarse con cervezas y tequila en plena avenida, mientras los elementos de la dirección municipal de Seguridad Pública y Tránsito vigilaban atentos el lugar.

Así transcurrió la fiesta en los alrededores de la glorieta donde una camioneta cargada con tres cabezones entre los que se reconoció a Miguel Layún dio varias vuelta cerca del festejo y tras un par de horas la intensidad de la afición comenzó a disminuir poco a poco se fue retirando del lugar.

Renán Moguel