El Observatorio Legislativo afirmó que la XV Legislatura, perdió la oportunidad de ser contrapeso e independiente del Poder Ejecutivo, además de que no se apegaron a la agenda original y que han actuado como los diputados anteriores con simulación y falta de transparencia

El presidente del Observatorio Legislativo, Eduardo Galaviz Ibarra, informó que en dos semanas darán a conocer el trabajo realizado por la XV Legislatura de Quintana Roo, durante el segundo periodo, y adelantó que fue de poca producción Legislativa, inasistencias, y se dedicaron a aprobar leyes del Ejecutivo Local sin cuestionamientos, ni análisis de fondo y que el 30 por ciento de los diputados solicitaron licencia para contender por otros cargos públicos.

Subrayó que el actuar del Congreso Local, no ha tenido ningún cambio, es igual o peor que las anteriores legislaturas al estar sometido al gobierno en turno e incumpliendo con la agenda.

Puntualizó que el Congreso del Estado es uno de los más costosos del país con un presupuesto 468 millones de pesos y con figuras como la Gran Comisión que siguen vigente, pese a estar obsoleto y agregó que los diputados siguen actuando con simulación y total cinismo.

“Los trabajos no se apegaron a la agenda que habían quedado cumplir, fueron temas que se fueron sumando por alguna situación coyuntural y el Ejecutivo les fue pasando algunas de las iniciativas. Un aspecto relevante es que la XV Legislatura perdió la oportunidad de convertirse en un poder independiente, que hiciera contrapeso a los otros dos poderes en el estado”.

Señaló que las leyes de trascendencia como el de Asentamientos Humanos, de Movilidad y la autorización de 2900 millones de pesos para mejorar la seguridad pública, no fueron analizadas a fondo, pese a las afectaciones que traerá a diversos sectores.

Angélica Pool