Ciudadanos ven con buenos ojos la implementación de la ley seca durante el proceso electoral a fin de cumplir con la obligación cívica de emitir su sufragio

Lejos  de lo  que se pensaba  de que la  implementación de 48 horas  de ley  seca  en el estado causaría la molestia ciudadana, habitantes de Cancún vieron con buenos  ojos  esta medida, ya que aseguraron  es un deber y una  obligación cívica  el acudir de manera responsable  a las urnas.

La maestra Clara Benitez, señaló que  esta es una  buena medida por parte de las autoridades electorales, además de que los ciudadanos  tienen la obligación  y la  responsabilidad  de emitir  su voto  de manera razonada, por lo que la prohibición de la  venta de alcohol  podría contribuir a una mayor  participación ciudadana en las urnas.

Por su parte,  el Señor Juan Romo, consideró que  como en cada  proceso  se implementa esta medida, que generalmente es de 24 horas y que en este ocasión  será  de 48 horas, lo que es una buena estrategia  para garantizar el voto, aunque no dudo que desde  esta noche los ciudadanos acudan a abastecerse de  bebidas alcohólicas para todo el fin de semana.

Asimismo consideraron en que las  autoridades  municipales deben reforzar operativos  de vigilancia de venta  de alcohol en los diferentes establecimientos  a fin de medir  la venta y el consumo de estas bebidas.

Betty May