Asegura el candidato del PRI a la presidencia municipal de Isla Mujeres, Juan Carrillo Soberanis, que el ataque sufrido ayer por la candidata a regidora Rosely Magaña y por una acitivista, tiene tintes políticos

En conferencia de prensa convocada en conocido café de la ciudad de Cancún, el candidato priísta, Juan Carrillo Soberanis, acompañado de integrantes de su planilla, fue enérgico al acusar que el ataque sufrido por la candidata a regidora Rosely Magaña  Martínez y la activista Lizbeth Noemí Pasos Sarabia, no es aislado y que tiene tienes políticos, toda vez que desde hace varias semanas 10 personas, han estado recibiendo amenazas contra su integridad física, pero dijo que no le dieron seriedad porque nunca pensaron que se atrevieran a cumplirlas.

Aunque no quiso acusar de manera directa a nadie, enfatizó que es alguien que está cayendo en este proceso electoral. Por ello pidió que se haga justicia, dijo que ya habló con el Fiscal General del Estado, quien tiene conocimiento de la situación y apenas salga de terapia intensiva en la que se encuentra la candidata Rosely Magaña, se procederá a poner la denuncia.

Carrillo Soberanis no quiso señalar directamente  a ningún responsable del acto perpetrado ayer sábado, pero indicó que “es alguien que ya se ve perdido en este proceso electoral y está cayendo en la desesperación y en la violencia”.

Y es que La candidata a segunda regidora en el Ayuntamiento de Isla Mujeres, y la activista priista, fueron atacadas a balazos la tarde del sábado cuando se encontraban en una reunión política en un domicilio de la colonia San Antonio en la zona continental de Isla Mujeres.

 

Teresa Yah Sánchez